Rechazamos el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) que se aplicó en los últimos años, como resultado de de haber querido cargar el IRPF sobre las pasividades.